Impugna Marcelo Ebrard y anuncia creación de nuevo movimiento político

En conferencia de prensa, Marcelo Ebrard informó este lunes que ayer en la tarde presentó ante la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena un recurso de impugnación con el que demanda la nulidad del proceso interno de selección del coordinador de defensa de la 4T, así como su posterior reposición.

El excanciller expuso: “Hemos presentado una síntesis de lo que observamos en el proceso de la encuesta y se lo hemos presentado al órgano del partido que tiene que resolverlo”.

“Esto tiene que ver con el papel que jugó la Comisión de Encuestas, con los testimonios que dicen que se promovió a Claudia Sheinbaum desde la comisión. Tiene que ver con las actuaciones de diferentes áreas de gobierno, de la Secretaría de Bienestar, de gobiernos estatales. Tiene que ver con lo que observamos en el proceso”, enumeró.

Marcelo reiteró que él y su equipo siempre fueron la parte más responsable de la contienda interna: “Yo solamente les recuerdo a ustedes que desde el año pasado señalábamos que era muy importante que el proceso mostrara la superioridad ética de nosotros, de Morena. Y también a fines del año pasado quedó el
presidente del partido, Mario Delgado, de investigar y aclarar lo que estábamos diciéndoles”.

Por lo tanto, afirmó que lo que pide no es un arrebato. “Es una sistematización de todo lo que observamos”, aseveró. “Presentamos la información en nuestro partido con todos los elementos de convicción, testimonios, pruebas de que lo que estoy diciendo es verdad. Esperamos la respuesta de Morena, su dirigencia y sus órganos internos. Tienen que darla en estos días.”

Tras afirmar que estamos ante una oportunidad histórica de que eso no ocurra, anunció que a partir del lunes 18 de septiembre organizará un movimiento político nacional: “Haré un recorrido por todo el país para reencontrarnos con quienes nos apoyaron, nos respaldaron, nos siguieron, nos votaron”. El propósito
será “explicarles lo que estoy comentando ahora, informarles y, finalmente, concluir en mediados de octubre”.

“No debemos permitir que esas prácticas, que son un virus, estén en el torrente sanguíneo de Morena, porque va a ser un efecto muy devastador”, dijo, y concluyó que, pese al inmenso cariño que le tiene al presidente López Obrador, de quien ha sido su más largo colaborador y a quien jamás dañaría por razones
políticas, “esto sí lo tengo que decir porque Morena costó mucho trabajo organizarlo y hacerlo”.